Publicado: 2 de Marzo de 2016


Cinco medidas muy concretas.

Primero, el fin del aforamiento, que permite a los políticos potencialmente investigados por la justicia evitar la imputación por supuestas conductas corruptas.

Segundo, la desaparición de todas las diputaciones excepto las vascas, que tienen un régimen especial.

Tercero, la reducción a 250.000 las firmas requeridas para llevar al Congreso una Iniciativa Legislativa Popular.

Cuarto, la despolitización de la justicia, es decir, que la justicia no dependa del gobierno de ningún modo.

Y quinto, limitar los mandatos del Presidente del Gobierno a dos.

Una reforma rápida (en tres meses) de la constitución, en resumen.